//DIE SACHERTORTE

DIE SACHERTORTE

LA TARTA SACHER

El origen de la Sacher se remonta al año 1832 en Viena, Austria, cuando el Duque Metternich, dio órdenes a su equipo de cocina de crear un postre para la boda de un amigo pintor y sus invitados. El Chef de cabecera se encontraba indispuesto pero Franz Sacher, joven y talentoso aprendiz, se quedó al mando y creó este postre. El éxito fue tal que el pastel se incluyó en el menú oficial de la realeza y años más tarde se convertiría en el postre más famoso del mundo.

 

Eduard Sacher, el hijo mayor de Franz Sacher redactó la receta definitiva y la publicó oficialmente cuando fundó el hotel Sacher. Eduard pasó a trabajar en la confitería Demel donde, considerando que era una receta familiar, decidió elaborar la “Sacher Torte” para la pastelería. Con esta situación se creó una disputa con respecto a la propiedad legítima de la receta de la tarta Sacher. Después de una lucha de años, en 1963 ambas partes llegaron a un acuerdo por el que el Hotel Sacher tenía los derechos de utilizar el nombre de “Original Sacher Torte” y Demel los de decorar sus pasteles con un sello triangular con la descrpción “Eduard-Sacher-Torte”.

 

Durante años la Sacher Torte de Demel ha sido considerada como la verdadera versión aunque entre las dos hay ligeras diferencias. Lo cierto es que cualquiera de las dos son deliciosas y hay que saborearlas el 5 de diciembre, el Día Nacional de la “Sacher Torte”.
Hoy en día hay variantes de la receta de la Tarta Sacher y se discute si la original lleva una o dos capas de mermelada de ciruela amarilla y otra disputa es si se le añade margarina o no.
En Brotgarten la tarta o pastel Sacher lleva capa de mermelada de chabacano en la parte de en medio y es ya una tradición de veintidós años que celebramos todos los días.

2017-11-01T02:07:18+00:00

Deje su comentario